La Policía actuó con los inspectores municipales. Labraron actas correspondientes ante la violación de la cuarentena.


A pesar de la grave situación sanitaria que atraviesa la provincia de Córdoba ante la ocupación de camas y aumento de contagios de coronavirus, un grupo de amigos organizaron una fiesta clandestina en Alta Gracia.

Durante la jornada del sábado a la madrugrada, la Policía detectó un nuevo evento no autorizado. Y se hizo presente en el lugar para desbaratarlo.

Ocurrió en una vivienda de calle Fiorello en barrio Poluyan.Había más de diez personas entre hombres y mujeres.

La policía actuó en conjunto con inspectores municipales quienes labraron las actas de rigor.




Comentarios