En la búsqueda de un zaguero, apuntan a Wilfredo Olivera. El arquero, entre Losada y el Chupa Peralta.


Al aguardo de qué torneo se va a disputar en la Primera Nacional, en Belgrano siguen evaluando probables refuerzos.

Con un Ignacio Vázquez que no volvería, Ricardo Caruso Lombardi pretende reforzar la defensa, porque podrían emigrar además Joaquín Novillo y Bruno Amione.

Una posibilidad es Wilfredo Olivera, ex Talleres con un par de temporadas en Sarmiento de Junín, y que estuvo en el radar de Instituto y Estudiantes de Río Cuarto.

El zaguero que había pedido Caruso era Rodrigo Moreira, ex San Martín de Tucumán que arregló en Quilmes, por lo que hay negociaciones con Olivera.

En cuanto al arquero, el DT quiere a Nahuel Losada, libre de All Boys, y no le disgusta Adrián Peralta, ex Estudiantes de Río Cuarto.

“Hubo sondeos de gente de Belgrano para conocer mi situación. Me gustaría volver, estuve como juvenil y compartí la pensión con Guido Herrera. También tengo una oferta de Primera”, explicó el Chupa.

Por otra parte, la decisión de Gabriel Peñalba de retirarse del fútbol hace que Caruso vaya por otro volante. Y apuntó a Gonzalo Bazán, el riojano que pasó por Instituto en 2013.

Sobre un posible regreso de Guillermo Farré, en el cuerpo técnico lo ven como un valioso aporte para el vestuario. Pero que no sería cómodo tenerlo en el banco, porque para Caruso los titulares en el doble cinco son Hernán Bernardello y Martín Rivero.


En esta nota:

Deportes Belgrano


Comentarios