El hijo de Rodrigo Bueno relató que era víctima de hostigamiento, por su peso.


No fueron fáciles los años de la infancia para Ramiro Bueno que perdió a su padre, el popular cantante Rodrigo Bueno, cuando era muy pequeño, y tuvo que enfrentar un problema serio cuando comenzó la escuela.

Revelando una historia que tenía guardada en su fuero íntimo, el joven contó que fue víctima de bullyng durante mucho tiempo, ya que recibía la burla y hasta los golpes de otros compañeros que lo hostigaban a diario por su peso.

“Yo la pasé muy mal y muchas veces venía llorando a casa. Era bastante duro todo en su momento”, dijo y agregó: “de la nada te metían flor de piña en el brazo o un bife. Te tenías que masticar la bronca porque a esa edad lamentablemente eran dos contra uno y no tenía forma de salvarme. Me plantaba, explotaba y nada… Imaginate si se enteraban de que me gustaba el rap”, recordó en diálogo con radio Mitre.

Ramiro Bueno y un tema dedicado a Rodrigo.

Siempre con amargura, el cantante de rap comentó que el bullying era una carga difícil de llevar por entonces: “había días que la pasaba muy bien en el colegio y me quedaban grabados en la mente diciendo ‘ojalá que mañana sea igual’, pero en realidad no sabía qué iba a pasar al día siguiente”, sostuvo.




Comentarios