En el episodio más grave, una nena de cuatro años fue mordida por un pitbull en barrio Ferrer y debieron hacerle cirugía plástica en un párpado.


El número de ataque de perros ocurrido el fin de semana en Córdoba hacia menores puso en alerta a las autoridades del Hospital de Niños de esta Capital, ya que fueron cuatro los pequeños que en pocas horas debieron ser asistidos en ese centro de salud como consecuencia de las heridas recibidas.

En barrio Ferrer, una niña de 4 años fue mordida en el rostro por el pitbull de un vecino.

Sus padres la llevaron de urgencia hacia el hospital Misericordia y de allí fue trasladada al Hospital de Niños, donde debió someterse a una cirugía plástica porque la mordida le afectó la zona del párpado, apenas arriba de su ojo.

La lesión no fue de gravedad y la pequeña recibió el alta en la mañana de este lunes, de acuerdo con lo que señala El Doce TV.

Además, otros dos niños permanecen internados por mordeduras de perro. Un menor de 2 años se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) tras ser atacado en el cuello y parte de la cara por el ovejero alemán de su familia en barrio Pilar.

Juan Ledesma, director del Hospital de Niños, indicó que las lesiones fueron leves y no requirieron sutura, pero que en 2019 el pequeño también había sido lastimado por el mismo animal.

En barrio San Vicente, otro niño de 6 años fue atacado por un perro en la zona del cuello: se encuentra estable y en plena recuperación. Y también hubo un cuarto menor herido por mordedura cerca de sus genitales, pero que ya recibió el alta médica.




Comentarios