Un hombre de 24 años había accedido a las cámaras de sus celulares y tomado fotos de ellas, quienes luego no se animaban a radicar la denuncia.


El Ministerio Público Fiscal, a través de la Fiscalía Especializada en Cibercrimen a cargo de Franco Pilnik, ordenó la detención de un joven de 24 años que decía ser experto en informática y que, desde el anonimato de algunas redes sociales, exigía fotografías de desnudos a diferentes mujeres de su propio entorno.

El detenido, que reside en barrio Marqués de Sobremonte Anexo de la ciudad de Córdoba, quedó imputado por los supuestos delitos de coacción calificada reiterada, amenazas calificadas, «grooming» y producción de imagen de abuso sexual infantil, todo en concurso real.

La investigación comenzó el 7 de noviembre a raíz de una denuncia que formuló una estudiante de 23 años quien relató que desde hacía tiempo recibía amenazas y exigencias a cambio de no difundir material íntimo.

En forma anónima, el supuesto «hacker» les hacía creer a sus víctimas que habían sufrido un incidente informático, y luego les ofrecía una solución desde la cuenta de Instagram con miles de seguidores llamada “Pixel_Soluciones”. Una vez ganada su confianza, les exigía fotos de sus cuerpos desnudos.

A la primera denuncia, se sumaron otras de seis mujeres que al momento de los hechos tenían entre 17 y 25 años de edad. No se descarta que existan más víctimas, incluso en otras provincias.

Durante los últimos tres años, el detenido, que ofrecía servicios de seguridad informática, desarrolló una compleja ingeniería para cometer estos hechos, posicionándose en una situación de poder respecto de un grupo de mujeres quienes, por temor a que no se hagan públicas sus fotografías, no realizaban las denuncias ni se animaban a cortar las comunicaciones.

Se sospecha que el detenido, en dos casos habría accedido remotamente a las cámaras de los celulares de sus víctimas y habría tomado fotografías de ellas en su ámbito privado.

En el procedimiento donde se hizo efectiva la detención participaron personal de la Unidad de Cibercrimen de la DIO, personal de Informática Forense de Policía Judicial y comisionados de la Policía de la Provincia que prestan servicios en la Unidad de Casos Complejos.




Comentarios