El goleador Albiazul probó desde atrás del medio campo y el arquero de Godoy Cruz se lució, sacando la pelota con la punta de los dedos.


El golazo de Nahuel Bustos en el 3-3 contra Racing Club fue el mejor de la fecha 14 de la Superliga. Y en Mendoza estuvo cerca de convertir el gol del campeonato.

A los 13 minutos ante Godoy Cruz, el 10 de la T tomó la pelota detrás del meridiano en el campo y probó de derecha. El arquero Bolado retracedió desesperado y alcanzó a desviarla con esfuerzo.

Era un gol grande como el Malvinas Argentinas, y como  para cerrar el estadio de parte del artillero Albiazul.




Comentarios