La Capilla del Buen Pastor fue el escenario en el que el pasado fin de semana se desarrolló el Primer Hackathon Abuel@s+Niet@s, un encuentro intergeneracional organizado por los ministerios de Ciencia y Tecnología, Desarrollo Social, la Agencia Córdoba Cultura y la incubadora de empresas de la Universidad Nacional de Córdoba y que contó con el auspicio de la Universidad Provincial de Córdoba, el Cluster Córdoba Technology y el Gabinete Productivo de la Provincia.

Un total de ocho equipos conformados por personas mayores y jóvenes trabajaron intensamente con tres propósitos: conocerse, identificar problemáticas que viven a diario las personas mayores y encontrar juntos un desarrollo que posibilite dar respuestas a esos desafíos.

Abuelos y nietos desarrollaron soluciones tecnológicas.

El primer grupo, denominado "Soy Feliz" trabajó en torno a la problemática del transporte público. Se enfocaron en soluciones para facilitar su uso a personas mayores, ensayaron distintas soluciones y optaron por desarrollar una aplicación para celular que ofrezca diversos servicios: trayectoria de la línea, chofer asignado, horario, GPS, alarmas, entre otros.

El grupo 2 (Adán y Eva, por la canción de Paulo Londra) identificó como problemática la soledad, la necesidad de encuentro. Para ello, diseñaron una plataforma digital de encuentro de adultos mayores, para producir y organizar encuentros.

El grupo tres se llamó "Contigo aprendí". Al son de este bolero, presentaron el problema: gestionar los tratamientos médicos y como solución propusieron una aplicación para gestionar por celular los turnos de manera rápida e integrarlos a servicios de traslado.

Abuelos y nietos desarrollaron soluciones tecnológicas.

El grupo 5, llamado “Flor hermosa”, se dedicó a trabajar sobre el problema de la pérdida de objetos. Ensayaron distintas opciones y llegaron a construir un dispositivo que encuentra mediante luz y sonido llaves, anteojos, celulares o controles remotos.

"Despeinada", de Palito Ortega, es la canción que dio origen al nombre del equipo 6. Ellos definieron que uno de sus problemas son las caídas. El miedo a caerse está vinculado también a la necesidad de solicitar auxilio cuando esto ocurre. Pensaron diversos dispositivos y se decidieron por un bastón inteligente que activa alarmas en vecinos o familiares cuando percibe un movimiento asociado a una caída, entre otros servicios.

El grupo siete (Rosa, Rosa, por la canción de Sandro) se refirió a las dificultades que tienen las personas mayores para manejar el celular o una tablet. Junto a los niños y jóvenes desarrollaron videos tutoriales para youtube, donde los nietos le explican a los abuelos paso a paso distintas cosas: cómo sacarse una selfie, cómo filmar un video, cómo buscarlos en el celular, cómo descargar una aplicación, entre otros.

Abuelos y nietos desarrollaron soluciones tecnológicas.

Y "Nostalgia", un equipo tanguero, definió que uno de los problemas era conocer cómo arreglar algunas cosas del hogar por su cuenta o acceder a la ayuda para ello. Entonces pensaron en una aplicación que brinde instrucciones para que los adultos mayores puedan resolver distintas situaciones domésticas.

Todos los proyectos fueron premiados con auriculares o tablets y los dos destacados (la aplicación para facilitar el encuentro de personas mayores y el bastón inteligente) recibieron recibieron e-books como reconocimiento.