Cuando fui a darlo vuelta, el vacío ya no estaba, contó una de las víctimas.


Ocurrió en Córdoba, unos muchachos hacían el asado y cuando se descuidaron encontraron la parrilla vacía de vacío.

El hecho sucedió en un taller mecánico de barrio General Paz, cuando los talleristas se preparaban para darse un banquete con el típico asadito “de obra”, en un alto en sus labores.

La historia fue recogida por el programa La Boletería de Radio Continental Córdoba, 103.5 FM, en el testimonio de Alejandro, el mecánico encargado de asar la carne, en una parrilita sobre la calle : “cuando salí a darlo vuelta me di cuenta que nos habían robado el vacío”, se lamentó.




Comentarios