Tras la polémica, el presidente de Talleres explicó: "No hubo plaqueta en público porque debía velar por el momento del equipo, con cinco derrotas". El caso Bustos.


“Cuando Kudelka se fue de Talleres, le hicimos una despedida como a nadie”.

Andrés Fassi se expresó sobre lo ocurrido el domingo último en el Kempes, cuando el técnico llegó con Newell’s a enfrentar a la T, y el público lo ovacionó. Pero no hubo reconocimiento oficial de la dirigencia.

¿No era más fácil entregarle una plaqueta? le preguntó Vía Córdoba tras la presentación del torneo internacional Jóvenes promesas, junto a Belgrano y la Liga Cordobesa.

“Como presidente tenía que velar por los intereses de Talleres, tener cuidado con el momento porque el equipo venía de cinco derrotas consecutivas y yo tengo que proteger sus intereses. Estábamos abocados a enderezar el rumbo”, aclaró Fassi.

“Escuché algo sobre egos… La verdad, la explicación es esa y lo demás es una interpretación de Darío”, añadió.

“El agradecimiento con Kudelka es de por vida. Fueron tres años inolvidables los que pasó en Talleres y de mi parte, lo único que tengo es gratitud”, aseguró Fassi.

Además, el titular Albiazul se refirió a otra polémica en el partido con Newell’s: el enojo de Nahuel Bustos con Alexander Medina, al ser reemplazado.

“Nahuel se equivocó y tuvo la grandeza y la humildad de pedir disculpas en el vestuario, al cuerpo técnico y a sus compañeros, porque se dio cuenta que esas actitudes no suman al grupo”, señaló.

Y destacó: “Pero qué lindo que un jugador no quiera salir, y menos en un momento del partido en el que quería regalarle un gol a la gente, después de que le atajaran un penal”.




Comentarios