Samir Velázquez había asistido al lugar y murió tras una intoxicación con éxtasis. El pedido abarca también al presunto enfermero.


El fiscal Carlos Cornejo, del fuero Antinarcomenudeo, elevó el pedido de prisión preventiva para los tres supuestos organizadores de la trágica fiesta electrónica clandestina a la que asistió Samir Andrés Velázquez, el joven de 20 años que murió tras una intoxicación con éxtasis, y para el presunto “enfermero”.

El pedido involucra a Alejandro César Aguirre (36), Gonzalo Omar Ortiz (35) y Ricardo Marconi (56), quienes están detenidos en la cárcel de Bouwer, como coautores de la supuesta facilitación del lugar para el consumo de estupefacientes.

A su vez, Pedro Caballero, el otro fiscal que interviene en el caso, los acusó de homicidio culposo. 

También fue solicitada la preventiva para el cuarto detenido, el supuesto enfermero Ariel Antonio Carlettini, a quien Caballero lo imputa por supuesto homicidio simple con dolo eventual y ejercicio ilegal de la medicina.




Comentarios