Se trata de Leandro Brizuela (27) quien era pareja de la joven.


Finalmente el veredicto del jurado popular reunido en la Cámara 4 del Crimen determinó condenar a prisión perpetua a Leandro Brizuela (27) por encontrarlo autor del homicidio calificado por el vínculo y por mediar violencia de género (femicidio) de su pareja, María Soledad Ríos (38).

El hecho había ocurrido el sábado 25 de agosto de 2018, en la casa de la joven en barrio Villa Cornú. El hombre había golpeado con un elemento contundente a María Soledad lo que la llevó a quedar hospitalizada en coma. Finalmente moriría en la madrugada del martes 28.

Al parecer ese elemento contundente con el que Brizuela golpeó a Ríos sería un candado. El fiscal de Cámara, Raúl Gualda, se había pronunciado por una escena de golpes que incluyó la acción de un objeto contundente.

Es que además del golpe, Brizuela habría tomado del cuello a Ríos y la habría sacudido, lo que provocó una “infiltración” en la base del cráneo. Todo el relato fue coincidente con el del perito forense Moisés David Dib quien en la sala fue contundente respecto de las lesiones recibidas.

Brizuela había dicho que ambos discutieron y que ella cayó y se golpeó la cabeza. Incluso en el debate había dicho que tenía en una mano unas zapatillas y en la otra el candado. Poco después, aseguró que hubo un forcejeo con la víctima, pero el fiscal interrogó: “¿No era que tenía las manos ocupadas?”.

El fiscal pidió la pena máxima por los agravantes que traía la instrucción, el homicidio calificado por el vínculo y por violencia de género (femicidio).

En un intento por desviar la acusación, este martes la denfensa alegó que las lesiones paravertebrales (por el sacudón) y perilaríngeas (supuesto ahorcamiento) podían obedecer al intubado que efectuaron los médicos para auxiliarla. Buscaban que se lo condenara por homicidio culposo.




Comentarios