El hombre de 49 años trabajaba como celador en un instituto de menores. En el operativo se secuestraron un Renault Clío, celulares y una tablet.


Un hombre que trabajaba como celador en un instituto de menores de Córdoba fue detenido en su casa acusado de haber participado del robo de cerca de cinco millones de pesos de la sucursal del banco Santander Río de la localidad bonaerense de Lomas del Mirador en abril de este año, informaron este jueves fuentes policiales.

Los pesquisas investigan si el ahora detenido, de 49 años, cometió otros asaltos y si reclutaba jóvenes del instituto para concretar los hechos criminales, agregaron los informantes.

El operativo fue realizado por personal de la Dirección de Casos Especiales de la policía bonaerense y por efectivos de la policía cordobesa en una casa de la ciudad de Córdoba, donde se secuestraron un Renault Clío, celulares y una tablet, entre otros elementos de interés para la causa.

El hombre está acusado del robo al banco cometido el 29 de abril último y del que participaron otras dos personas, que ya fueron detenidas, una tras un asalto a una sucursal del Banco Credicoop de San Francisco Solano y otro que está además imputado por otros hechos criminales.

“Las imágenes (de las cámaras de seguridad) captadas en la entidad coinciden con el sospechoso, quien además justo el día del hecho había pedido un permiso para faltar a su trabajo, por lo que especulamos que llegó a La Matanza para hacer el golpe”, dijo uno de los investigadores consultados.

“Esta persona -agregó la fuente- integraba diversos grupos criminales que robaron en varios bancos durante este año en otra localidades“, entre ellas en Florencio Varela, Adroguè y La Plata.

El celador detenido quedó a disposición de laUFI N° 11 del Departamento Judicial de La Matanza, adonde será trasladado desde Córdoba para ser indagado.

El asalto al banco Santander Río situado en avenida Crovara y Colón, de La Matanza,se concretó cuando dos de los tres ladrones se hicieron pasar por clientes e ingresaron a la entidad, mientras que el tercero se quedó a bordo de un auto a metros de la puerta.

Una vez adentro de la entidad, uno de los asaltantes extrajo un arma y robó junto a su cómplice cerca de cinco millones de pesos de las cajas y del tesoro, al que accedieron luego de amenazar a la tesorera para que lo abriera.




Comentarios