Los chicos, de 2 y 7 años, estaban bajo su cuidado cuando sucedieron los hechos. El hombre reconoció la autoría de los abusos.


La Justicia de Villa María le impuso este lunes la pena de cuatro años de prisión domiciliaria a un sujeto que abusó de dos menores de 2 y 7 años que estaban bajo su cuidado durante el primer semestre del año pasado.

El hombre, que requiere de un andador para movilizarse, fue encontrado culpable en un juicio abreviado de ser el autor de tres hechos de abuso sexual simple agravado por su condición de guardador de las pequeñas víctimas.

El acusado reconoció los hechos ante el Tribunal.

La pena le fue impuesta a Aldo Elio Giménez por la Cámara del Crimen durante un juicio que se realizó en el quinto piso del edificio de Tribunales de Villa María. 

La resolución del caso fue ejecutada por la jueza Eve Flores, señala El Diario de Villa María.




Comentarios