El cordobés denunció el domingo pasado un posible secuestro para una persona de su entorno.


La familia del jugador de Boca Juniors, Ramón “Wanchope” Ábila tiene custodia de la Policía Federal, a raíz de las amenazadas por un posible secuestro denunciadas por el futbolista cordobés el domingo pasado.

“Sabemos dónde vive tu familia y tu expareja”, le habrían dicho al ex Instituto, cuya familia vive en barrio Remedios de Escalada y recibió custodia de la Policía Federal. 

Según indica Mundo D, desde Buenos Aires se dio intervención al Juzgado Federal N°1 de Córdoba e interviene el fiscal Enrique Senestrari, quien ordenó la custodia permanente.

En distintos medios de Buenos Aires se hizo referencia a una amenaza de muerte por sus reiteradas lesiones, pero el propio jugador negó los dichos: “No fue así y no tiene nada que ver con lo que están diciendo. No me amenazaron ni por el partido con River ni por la lesión”.

El delantero se recupera de una lesión en el gemelo derecho y está en duda para el partido revancha por las semifinales de la Copa Libertadores, ante River Plate, el 22 de octubre. 




Comentarios