El arquero de Instituto reconoció el error y declaró que siente un fuerte dolor en la zona de la clavícula.


Parecía que a Instituto le salían todas en la fría noche de este jueves en el Monumental de Alta Córdoba, cuando le ganaba 1-0 a Quilmes. Pero el empate llegó justo con un error del arquero Germán Salort, que en otras ocasiones salvó al conjunto dirigido por César Zabala.

Sobre eso habló el arquero cuando terminó el encuentro. “Cuando levantaba el brazo no podía. Justo había pedido el cambio en la jugada anterior porque no me veía bien. Es un error haber salido a jugar el segundo tiempo”.

Y agregó: “No tendría que haber salido a jugar, pero tenía ganas de seguir. Pensé que con la cinta me iba a ayudar y el hielo que habíamos puesto, pero no”.

Sobre el dolor en su hombro y la lesión, especificó: “Es algo de la clavícula, pero mañana habrá que hacer las placas. Duele bastante, pero duele mas el gol que eso. Pero bueno, son errores que cometo, no tendría que haber salido a jugar el segundo tiempo”.

El arquero de la Gloria se había lesionado en el primer tiempo cuando se tiró a tapar una pelota, no llegó y el que salvó el empate fue el lateral Franco Flores. 




Comentarios