El Pepe Albornos fue dirigido por Diego, y también rival. El Tato Martelotto le cedió la Celeste cuando jugó el amistoso para Belgrano. Historias de cracks.


La revolución Maradona toca Córdoba. Un toque mágico en el recuerdo de Diego, tan ligado al fútbol de esta ciudad. Será el lunes contra Talleres para la Superliga, al frente del Gimnasia que empezó a dirigir como otro tremendo desafío.

José Pepe Albornos vistió las camisetas de Talleres y del Lobo. Contemporaneo del Maradona fútbolista e incipiente entrenador.

“Jugué en su contra para Newell’s ante Boca. No había forma de sacarle la pelota. Y me dirigió en Racing Club, cuando todavía era más jugador que técnico”, rememoró el ex 10 de Talleres.

“Es una situación complicada la de Gimnasia pero Diego está acostumbrado a esos retos. Él da un plus y a los jugadores les hace entregar un plus. Esperemos que alcance. Tengo mucho cariño por Gimnasia”, se ilusionó el Pepe, hoy ayudante de campo de Carlos Bustos en Universidad San Martin del fútbol peruano.

Germán Martelotto, otro 10 de aquellos, se dio el lujo de compartir camiseta con el astro en un amistoso en 1986. De hecho, le cedió la camiseta número 10 de Belgrano para un partido con Vélez.

“Uno se desconcentraba del juego, por lo que significaba verlo jugar a Maradona… Me tocó jugar cuando él estaba en su mejor momento. Era de un nivel superlativo… Despertaba mucha admiración”, aseguró el Tato, también en diálogo con Tercer Tiempo.

Flamante campeón del mundo, en la cúspide, resultó asombroso tener a Diego al lado en el viejo Chateau Carreras. Asi lo vivió el Tato Martelotto.




Comentarios