Cuando era niño fue llevado por su padre a España y recién ahora pudo reencontrarse con su mamá biológica.


Fernando Marqués Cáceres tiene 49 años y vive en España desde los 4, cuando su papá lo sacó de la Argentina y se lo llevó para criarlo en la ciudad de Menorca, donde hizo toda su vida, hasta que pudo conocer más sobre su verdadera historia.

Hoy, con 49 años, Fernando se vino a Córdoba, Argentina, a conocer a su madre, Blanca, que vive en barrio Santa Rosa y que se pasó cuatro décadas tratando de recuperar a ese hijo que le llevaron y del que no supo nada hasta el día en que miembros del equipo de Identidad Biológica de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación le avisaron que habían dado con él, que lo habían encontrado.

Entonces, comenzaron a comunicarse vía redes y a planificar el reencuentro, según relataron los protagonistas de esta historia al diario cordobés La Voz del Interior.

“Cuando lo encontré, me quería ir de inmediato a abrazarlo. Él había aceptado hablar conmigo y mi emoción desbordaba por todo el cuerpo”, relató Blanca, que en mayo hizo el viaje a España para concretar ese abrazo soñado en tantas noches durante 45 años.

Por su parte, Fernando dijo no saber nada de su origen verdadero hasta mucho después de la muerte de su padre: “nueve años después de su muerte, supe que mi mamá era Blanca. Sentí bronca, dolor. Me sentí estafado”, comentó al recordar que su padre se llevó con él el secreto de esa salida del país sin dejar rastros, hace ya 45 años.

Pero todo eso ha pasado para Fernando, que se hizo una escapada a Córdoba por unos días ya que en diciembre regresará para quedarse por un mes: “el viaje iba a ser en esa fecha, pero me quise dar un gusto y visitar antes. Luego vendré por 28 días y con más tiempo. Pienso compartir tiempo con mi familia de acá y recorrer lugares”. cerró.




Comentarios