El base cordobés fue uno de los jugadores destacados de la Selección Argentina en el Mundial de básquet y su familia se mostró orgullosa.


No hay dudas, Facundo Campazzo la rompió en el Mundial de básquet que se disputó en China. Aunque en la final ante España que Argentina perdió 95-75, quedó prácticamente anulado tuvo destellos de su excelente juego y su familia se mostró orgullosa.

María Elena y su hermano Marcelo fueron entrevistados desde su casa en Alta Córdoba y allí opinaron sobre la actuación del cordobés a lo largo del torneo. “Tenemos un poco de amargura, pero estamos felices por lo que logró el equipo de llegar a la final de un Mundial. Estamos orgullosos de todo el equipo por el sacrificio y generosidad“, aseguró María Elena. 

Mientras que Marcelo, hermano de Facu, agregó: “Tengo un broncón bárbaro. Facu es así también, debe estar enojado. Pero hay que entender que es un deporte y se gana y se pierde”.

Por su parte, María Elena aseguró orgullosa: “Facu lo dio todo en todo el campeonato. Para mí son los campeones. El tiempo dirá si llega a jugar en la NBA, dejamos lugar en la pared para eso”. 

El que tomó la palabra fue Marcelo para hablar del estilo “irreverente” de Facu y de sus jugadas impredecibles, “esto es un juego de equipo, pero cuando los vemos hacer esas cosas nos gusta a todos. Desde chiquito le gustaba ‘tirar humo'”, concluyó entre risas. 

Por último “Mari” recordó cuando sus hijos “tomaron vuelo propio”: “Marcelo se casó y a los 6 meses se fue Facundo. Lloré un año entero. Son felices, Marcelo con su señora y sus dos hijos. Facu hizo su carrera y esta formando una familia, con Consuelo y Sara, la niña que viene. Me tengo que sentir orgullosa de la familia que formé”. 




Comentarios