Intentaron asaltar a la efectiva junto con otro chico de la misma edad sin saber que era agente. La mujer repelió el robo con su arma reglamentaria.


Una pareja de adolescentes motochoros intentó este viernes por la noche asaltar a una mujer en barrio Los Granados pero todo derivó en un feroz intercambio de disparos luego de que la víctima resultara ser una policía que estaba de franco.

Todo comenzó cerca de las 22 en Antonio Arenales Uriburu al 4.000 de ese sector de la ciudad, cuando la mujer policía fue abordado por una pareja de delincuentes que se conducía a bordo de una motocicleta 110 cc.

Luego de que le sustrajeran una billetera y el celular, la agente se identificó y se inició un intercambio de disparos.

Alertado por los estruendos, otro efectivo policial que reside en la zona salió al apoyo de su compañero y ambos comenzaron a seguir a los delincuentes.

La persecución continuó a lo largo de la calle Sargento Gómez, en barrio San Roque, donde los policías finalmente perdieron de vista a los motochoros.

Pero, a los pocos minutos, llegó al Policlínico Policial una joven de 16 años con una herida de bala en la zona del abdomen.

La chica había sido llevada hasta el centro asistencial por otro adolescente que luego se retiró del lugar.

La joven adujo que fue baleada en un intento de robo en la intersección de Félix Paz y Luis Agote, de barrio Los Granados.

Sin embargo, como su versión del hecho generaba interrogantes, investigadores realizaron averiguaciones y lograron establecer que las características de la joven coincidían con las descriptas por los efectivos que minutos antes habían protagonizado el tiroteo y persecución entre los barrios Los Granados y San Roque.

La joven permanece internada en el Hospital San Roque, detenida y con custodia policial.





Comentarios