Santiago Rivara permanece internado con fractura de cráneo. "Aumentó el volúmen de las lesiones", aseguró un médico.


Santiago Rivara (35), el joven que recibió un golpe por parte del relacionista público Mork Braceras, debió ser reingresado a la terapia intensiva del sanatorio donde se encuentra internado, debido a que se aumentaron las lesiones que tenía.

En los últimos días se le realizaron algunos estudios por los que se determinó que el joven debía ser reingresado a la terapia intensiva. “Ayer se le realizó un control tomográfico y se pudo comprobar que aumentó el volumen de las lesiones”, declaró el director médico del Sanatorio Allende, René Vandersande.

A su vez, aseguró que el joven presenta “un edema cerebral”, aunque aclaró que es esperable en este tipo de casos y que se “se encuentra estable, con pronóstico reservado en terapia intensiva”.

Rivara permanece internado desde la madrugada del domingo pasado, luego de que alrededor de las 4 de la mañana recibiera un fuerte y sorpresivo golpe de puño cuando se acercó a Mork Braceras. Todo el hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad del boliche Unplugged.

Por su parte, el relacionista público continúa detenido, imputado por lesiones graves.





Comentarios