El fiscal concluyó que Matías Ochoa actuó "en legítima defensa". Estaba imputado de lesiones leves.


Finalmente este jueves, el fiscal Pedro Caballero, pidió el sobreseimiento de Matías Ochoa, el repartidor de garrafas que se defendió a los tiros ante un hecho de asalto y agresión en barrio Cooperativa Güemes.

El hecho tuvo repercusión nacional y ocurrió hace un mes en ese sector de la ciudad.

Primero se dijo que el arma le pertenecía al comerciante pero luego se comprobó que se la había quitado al grupo de personas que pretendía robarle mercadería además de agredirlo.

El fiscal lo había imputado mientras se investigaba la causa por lesiones leves algo que fue desestimado ya con este nuevo pedido que elevará al juez de control.

“Se ha comprobado que el señor Matías Ochoa, conocido como el garrafero, actuó en legítima defensa de él y de un tercero en este caso su empleado cuando eran asaltados”, dijo el funcionario judicial a Mitre 810.

Cabe recordar que por el hecho hay siete personas detenidas e imputadas de robo calificado.

Ochoa ha quedado libre de cualquier responsabilidad ante la Justicia por el hecho.





Comentarios