Se presentaron en el Ministerio de Trabajo para analizar la situación. Son unos ocho mil los trabajadores afectados.


La crisis hace estragos y ningún sector está al margen. En el caso de la salud, unas 50 clínicas y sanatorios privados se presentaron en el Ministerio de Trabajo de Córdoba para pedir modificar temporalmente las condiciones de trabajo, con la posibilidad de suspender e incluso despedir personal.

Argumentan que el valor del dólar dispara el precio de los insumos y que la situación económica los asfixia. Ante esto, pidieron en el Ministerio un procedimiento preventivo de crisis sectorial, que las habilita a tomar esas decisiones con los empleados, consignó La Voz del Interior.

Al inconveniente con los insumos se suma la paritaria, que cerró la semana pasada y también repercute en los presupuestos, según el documento presentado en el Ministerio.

Son unos ocho mil los trabajadores afectados, en Capital e interior, vinculados con clínicas y sanatorios privados en Córdoba. 





Comentarios