Juan Ramón Rodríguez fue condenado por abuso sexual y homicidio. La mujer había desaparecido en 2014 en Inriville y sus restos fueron hallados dos años después.


Juan Ramón Rodríguez, el único acusado del crimen de Mariela Bortot recibió condena a cadena perpetua este jueves.

Bortot desapareció en enero de 2014 y sus restos fueron encontrados dos años después en un campo de la localidad de Inriville, en el interior cordobés. 

El acusado, de 42 años, fue hallado culpable de abuso sexual con acceso carnal y homicidio criminis causa.

Horacio Baleani, abogado de la familia, hizo declaraciones en Cadena 3: “Trabajamos cinco años y medio. Estamos conformes con la condena que pedimos, de prisión perpetua, que es lo que merece este tipo de criminales”.

Bortot tenía 40 años y era madre de dos hijas, cuando desapareció el sábado 25 de enero de 2014 al salir a caminar por las afueras de Inriville.​ Tenía su brazo derecho con un cabestrillo, por haber sufrido una fractura.

Según la acusación, mientras caminaba por un camino de tierra fue abordada por Rodríguez, quien acababa de fumigar un campo. La introdujo por la fuerza a un maizal y la habría reducido y violado para luego estrangularla.

Más tarde, trasladó el cuerpo en una fumigadora hasta un monte entre Inriville y Monte Buey, donde la enterró.





Comentarios