Teresa Grossi había sido internada luego de golpear su cabeza contra el asfalto en un robo. Continuará su recuperación en Buenos Aires.


Finalmente este lunes llegó a Buenos Aires la reconocida titiritera de Mina Clavero, Teresa Grossi, quien estuvo internada en gravísimo estado en Colombia luego de golpear su cabeza en un robo callejero, el 14 de julio pasado.

“Tengo muchas ganas de estar en mi casa de Mina Clavero, con mi perro y con mis títeres, pero voy a quedarme un tiempo a rehabilitarme acá en Buenos Aires, en el Instituto Favaloro”, declaró Grossi (66). 

La mujer se encontraba internada en una clínica de la isla caribeña de San Andrés, donde había llegado a fines de junio con una amiga. Como consecuencia del golpe durante el robo perdió una parte del cráneo, y sus médicos planean para el futuro colocarle una prótesis.

“Debo recuperar fuerza en mi cuerpo, para volver a los títeres y a mi vida normal, me asusta ahora enterarme de la gravedad en la que he estado inmersa, y quiero aprovechar esta oportunidad que me da la vida”, declaró Teresa a La Voz.

El caso. Teresa Grossi se encontraba caminando por el centro de San Andrés cuando un asaltante le sustrajo el bolso que llevaba. En el forcejeo cayó al suelo, golpeando la cabeza contra el pavimento.

Como consecuencia estuvo en coma por dos semanas. Además, recibió tres operaciones y una traqueotomía. Hace una semana fue dada de alta, y el lunes regresó a Argentina con Jorge Lecrox, un actor amigo de Río Cuarto





Comentarios