Por Adrián Collados. La tierna situación se dio en Córdoba. Pancho Patocco vio una publicación en Facebook donde estaba la foto de su cocker.


Prepará los pañuelitos descartables porque no hay forma de que no te emociones con esta hermosa historia. Se trata de un joven y su perro que estuvieron separados por cinco años. Pero la vida les dio una segunda oportunidad.

Corría el año 2012 cuando de repente, Cona una cocker marrón se fue de la casa de Pancho Patocco. Por aquel entonces y como reconoce el joven en Facebook “no había tanta difusión en las redes sociales como hoy en día”.

Por esas cosas del amor y la esperanza es que Pancho nunca dejó de buscarlo. Siempre supo que Cona, su cocker, estaba en algún lugar de Córdoba y que aparecería.

El tiempo iba haciendo su trabajo, Pancho no olvidaba pero algunos recuerdos ya eran difusos. Ese “ya va a aparecer”, se comenzaba a transformar en un “¿hasta siempre?” Aunque Cona continuaba ocupando gran parte de sus recuerdos y de su corazón.

Así fue como una mañana de jueves, todos esos viejos recuerdos se vinieron súbitamente a su mente, el corazón comenzó a palpitar de otra manera. Era él, era Cona. Una publicación en Facebook generó todas estas sensaciones en Pancho.

“Ayer vi una publicación de un perro que habían encontrado en el aeropuerto, apenas lo vi sentí que era él”, aseguró en la publicación que hizo en su propio perfil.

“Me contacte con todas las personas que comentaron la publicación hasta que di con la que lo tenía en su casa”, continuó.

En ese momento decidió que iría a verlo. Era él, su compañero, ese que hace cinco años se había ido. Ese compañero que se había llevado buena parte de sus recuerdos.

“Fui a verlo, en un principio, a las 12 de la noche. Cuando le hable me miró y me movió la cola. Mil cosas se me cruzaron por la cabeza porque obviamente después de 5 años y el estado en el que estaba físicamente no lo reconocí del todo, pero sus acciones fueron las que me dieron la certeza de que era Cona”, agrega con una emoción que se hace visible a través de sus letras.

Los videos y las fotos que publicó en su cuenta de Facebook lo muestran a Cona con sus nuevos dueños y una alegría inmensa.

[[KVID:0_8iipfemo]]

“Quiero agradecerles a las chicas del aeropuerto por recogerlo en el Estado en el que estaba y principalmente a Anabella por llevarlo al veterinario y darle un lugar provisorio en su casa”, comentó.

Y cerró con un mensaje que emocionó a más de uno de los que comentó en la publicación.

“La felicidad que tenemos de por fin haberlo encontrado no nos entra en el cuerpo. Queremos cuidarlo, mimarlo y amarlo por el tiempo que no lo tuvimos el resto que le queda”, finalizó emocionado.

Ahora hacé un bollito todos esos papelitos y corré a abrazar y mimar a tu mascota, decile cuánto lo querés y jugá un buen rato.




Comentarios