Se conmemora el 28 de julio pero habrá testeos durante toda la semana. El cronograma.


En adhesión al Día mundial de las Hepatitis Virales -que es el 28 de julio- el Ministerio de Salud realizará durante toda la semana una serie de actividades de prevención y promoción de la salud, que incluyen jornadas de testeo y vacunación.

El viernes 26 de julio, de 15 a 19, tendrá lugar en el Paseo del Buen Pastor una jornada con el lema Hacete el análisis de las hepatitis al menos una vez en tu vida. Allí se podrá acceder en forma gratuita al test de hepatitis B y C, sífilis y VIH; se aplicará la vacuna de la hepatitis B y se brindarán consejerías. Los resultados de los análisis realizados se podrán retirar el viernes 2 de agosto, de 10 a 13, en el mismo lugar.

Además, a lo largo de la semana, se realizarán testeos en distintos establecimientos provinciales de salud. En el Hospital San Roque se ofrecerán análisis para la detección de hepatitis C, desde el 22 al 26 de julio, de 9 a 13. En el Nuevo Hospital de Río Cuarto, se podrá acceder a testeo de hepatitis C y a la colocación de la vacuna contra hepatitis B. Será desde el 23 al 26 de julio, de 9 a 12. En ambos hospitales, la acción se organiza en forma conjunta con el Rotary Club.

En tanto, el lunes 29 de julio, el Hospital Misericordia ofrecerá análisis de hepatitis B e ITS en general; se colocará la vacuna de la hepatitis B; y se brindará información a la comunidad acerca de este problema de salud. Esta propuesta se desarrollará en la Posta Saludable del hospital, de 8.30 a 12.

La hepatitis es una inflamación que afecta al hígado debido a una infección viral. Hasta el momento, han sido reconocidos y caracterizados en humanos diferentes virus de la hepatitis: A, B, C, D y E. Estos virus difieren en sus formas de transmisión y características clínicas ya que mientras todos pueden causar hepatitis aguda, solo los virus de las hepatitis B, C y D ocasionan hepatitis crónica.

Las hepatitis B y C son silenciosas: en muchos casos quienes tienen la infección no presentan síntomas, no conocen su situación y por lo tanto transmiten la infección a otras personas. Por ello es fundamental acceder al diagnóstico.

La vía principal de transmisión de las hepatitis B, C y D es la sangre y otros fluidos corporales infectados; de la madre al bebé en el momento del parto y también a través del contacto sexual sin protección.





Comentarios