"Desde el día que llegué al predio hasta el día que nos volvimos al país no tuve nada de comunicación", contó el jugador cordobés. Elogió a Scaloni. 


Pasó un año desde la eliminación de la Selección en el Mundial de Rusia, pero nadie parece haberse olvidado del entrenador Jorge Sampaoli, y menos los jugadores.

En el caso del cordobés Paulo Dybala, la imagen de Sampaoli no fue la mejor. “La joya” mostró un buen nivel en la Copa América en Brasil, algo que no pudo hacer en Rusia, donde apenas jugó unos minutos en la derrota 0-3 ante Croacia.

“Hablé con Sampaoli cuando vino a Torino antes de Rusia, como lo hizo con todos los jugadores. Tuve esa charla ahí, pero en el Mundial no tuve más comunicación. Nunca se acercó, nunca me dijo nada. No hablé más con él“, contó el delantero de la Juventus en Fox Sports.

La situación empeoró, según su relato: “Desde el día que llegué al predio hasta el día que nos volvimos al país no tuve nada de comunicación. Cero, ni me saludaba“.

“Es raro, vos estás conviviendo en un complejo como en el que estábamos en Rusia, compartimos tiempo, te cruzás muchas veces. Es raro que el entrenador no salude a un jugador, que no le pregunte cómo está, cómo se siente. Fue la primera vez que me pasaba. Y bueno, fue así”, añadió.

Consultado sobre los motivos, Dybala especuló: “Creo que había distancia. Imaginé que podía haber pasado algo conmigo, tal vez las declaraciones previas. Todo terminó siendo de la misma manera y me fui a casa”. 

Distinto fue el vínculo con Lionel Scaloni, a quien Dybala elogió: “Conversamos antes de la Copa América. Me dijo que quería que jugara de 9, y fue lo que se trabajó durante la previa y el torneo”.






Comentarios