Afecta el servicio de las empresas Autobuses Córdoba (Aucor), Ersa y Coniferal.


Casi todos los corredores del transporte urbano de la ciudad de Córdoba quedaron paralizados desde este lunes al mediodía por un reclamo salarial de los trabajadores nucleados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) Córdoba, que se desempeñan en las empresas Autobuses Córdoba (Aucor), Ersa y Coniferal. 

Ante la falta de una comunicación con el interventor del gremio, Luis Arcando, quien se encuentra en la Capital Federal, los delegados más rebeldes plantearon decretar el estado de alerta.

El interventor Arcando, admitió que la negociación está “difícil” con estos delegados y dijo que “no avala” las asambleas.

Además los delegados llevaron adelante una ruidosa protesta en Vélez Sarsfield 580, en la sede de UTA-Córdoba. Los manifestantes arrojaron huevos y bombas de estruendo, una de las cuales rompió el vidrio de una puerta.

El delgado de Aucor, Luis Marín, expresó en declaraciones a Cba24n que la “asamblea es indefinida hasta que alguien ponga la cara. Que el intendente (Ramón Mestre) venga a poner la cara, porque ya estamos cansados. Hemos agotado todas las instancias”.

“No le mientan a la gente por favor, como cuerpo de delegados estoy sintiendo vergüenza, pero quiero lo mejor para todos. Nosotros respondemos por Aucor, pero decimos que si tocan a uno, tocan a todos”, remarcó efusivamente Marín.

El vencimiento de la paritaria del sector, el 31 de marzo pasado, es el principal reclamo que hizo Marín, quien a su vez dejó en claro el pedido de “un adelanto de 5.000 pesos” como pago.

Los corredores 40 y 50, que presta Aucor, permanecen paralizados desde el momento en que se decretó la asamblea, que no tiene un plazo de finalización.

Tras el inicio de las reuniones en Autobuses Córdoba se inició la protesta en los corredores de Ersa, por lo que se mantienen sin servicio todas las líneas de esta empresa de los corredores 20, 30, 70 y 80, a excepción la 600 y 601.

En el caso de Coniferal, se realiza una asamblea en la punta de línea de Valparaíso, por lo que no trabajan la mayoría de las líneas pertenecientes a los corredores 10 y 60.

Los delegados de UTA también reclaman por la normalización del gremio. Arcando señaló que no se convocará a elecciones hasta que se expida el Tribunal de Ética gremial de la UTA nacional sobre los incidentes que dieron lugar a la intervención. El mandato del desplazado titular de la UTA, Ricardo Salerno vencía en enero de 2019.






Comentarios