Esta es la cuarta vez que una serie llega hasta el último punto. Siempre hubo un equipo cordobés y nunca ganó el visitante. 


Con más de 30 ediciones disputadas, la Liga Nacional de Básquet coronorá este jueves al campeón de la temporada 2018/19. Después de 19 años, la serie final se definirá en el último punto (el séptimo), instancia que se jugó en solo otras tres ocasiones y siempre participó un equipo cordobés.

El dato relevante es que nunca pudo ganar el partido definitorio el equipo visitante y es Instituto el que va en busca de romper esa racha.

El formato actual (a siete juegos) se puso en práctica en la temporada 1990/91 y el campeón fue GEPU de San Luis (4-2 sobre Estudiantes de Bahía blanca), pero la primera final que se jugó completa fue en la edición 1995/96. En esa ocasión, Olimpia de Venado Tuerto derrotó a Atenas por 4-3.

Los protagonistas fueron los dos mejores de la temporada regular. Como en esta serie entre San Lorenzo e Instituto, aquella vez hubo 100% de victorias locales en los seis primeros partidos, pero Atenas estuvo muy cerca de revertir la localía en el primer juego: lo perdió por un ajustado 104-102.

En la temporada 1998/99, Atenas le ganó 4-3 a Independiente de General Pico. El Griego era dirigido por Rubén Magnano y había obtenido el 1 en la fase regular. Esta fue la única de las series que llegaron al juego 7 con triunfos visitantes (4), pero en el último punto, la victoria se quedó en Córdoba y Atenas con el título.

En 1999/00, Estudiantes de Olavarría eliminó a Atenas por 4-3. Esta final también tuvo pleno de victorias locales y el partido más parejo fue el quinto, que llegó al cuarto decisivo con ventaja de un punto para Atenas en el Parque Guerrero (58-57), pero un par de aciertos de Dwigth McCray y de Daniel Farabello inclinaron la balanza sobre el final para los de Olavarría (81-76). Ya en el séptimo, Estudiantes no falló, y se quedó con una victoria por 80-71 que le dio el primer título de Liga Nacional.






Comentarios