UTA busca un aumento similar al que se obtuvo para los choferes que trabajan en Capital Federal y el Gran Buenos Aires.


El transporte urbano de pasajeros en Córdoba parece que continuará funcionando con normalidad, pero no porque se haya llegado a un acuerdo paritario sino porque continuará la conciliación obligatoria hasta el próximo miércoles.

Es que este miércoles la reunión entre los empresarios del transporte urbano nucleados en la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap) y los choferes agremiados en la Unión Tranviarios del Automotor (UTA), que se lleva a cabo en la Secretaría de Trabajo de la Nación, no llegó a buen puerto, según informó La Voz

El principal punto que retrasa la definición es que UTA pretende una suba en los salarios del 20 por ciento y el pago de 16 mil pesos en tres cuotas: ocho mil pesos a cobrar el 20 de julio, cuatro mil pesos el 4 de agosto y los últimos cuatro mil pesos el 4 de septiembre.

Ante este pedido, desde la Fetap aseguran que no se pueden hacer cargo de esos aumentos. Incluso también remarcan que habría cierta dificultad para abonar los salarios actuales y los medio aguinaldos. 






Comentarios