Gonzalo Klusener estuvo de visita en barrio Jardín con su pequeño hijo, que lleva el nombre del astro brasileño. La idolatría por el ex goleador de la T.


La pelota es casi la mitad de su tamaño, y sin embargo no lo intimidad. Romario Klusener pisó el césped de La Boutique, por donde Klu Klu, su papá, dejó huella.

Gonzalo Klusener visitó barrio Jardín con su pequeño hijo, al que bautizó con el nombre del astro brasileño, y las fotos publicadas por el sitio oficial de Talleres tuvieron inmediata repercusión.

El delantero, goleador de la T en los torneos de ascenso, mantiene el idilio con el pueblo Albiazul. “Que cierren las puertas y no lo dejen ir”, uno de los mensajes más repetidos de los hinchas en las redes sociales.





Comentarios