Se dio una vuelta por el predio Nuccettelli, entre muestras de afecto del plantel.


Se habrá retirado, pero Pablo Guiñazú nunca se va del todo de Talleres.

El ahora ex volante apareció en el predio Amadeo Nuccetelli, donde el plantel realizó el segundo turno de este viernes en la pretemporada.

Pasó a saludar a sus ex compañeros y se llevó un baño de cariño Albiazul. Mirá. 





Comentarios