Había nacido prematuro, estuvo internado un mes y salió de alta hace 9 días. Volvió al hospital otra vez, con signos de una golpiza.


Tiene apenas 45 días de vida y desde que nació su existencia ha sido una pesadilla constante por todo lo que le ha tocado pasar.

Se trata de un bebé, al que identificaremos con la letra M, que nació prematuro y como consecuencia de ello estuvo internado un mes en la Maternidad Provincial, hasta que logró recuperarse.

Hace 9 días, recibió el alta para volver a su casa, pero nueve dias más tarde regresó a ese centro de salud con su boquita llena de sangre y hematomas en su cabecita.

Fue llevado por su papá, su mamá y su abuela y los médicos no tardaron en reconocerlo.

“M” está conectado a un respirador y farmacológicamente sedado pero se está recuperando de lo que le ha pasado.

Las autoridades hicieron la denuncia y el papá quedó detenido esa misma tarde de acuerdo con lo informado por El Show de la Mañana. 





Comentarios