En una sesión que se completó con un diluvio, Bebu clavó un promisorio tercer lugar para la primera carrera. Guerrieri, brillante con la pole.


Muy buen arranque de los pilotos argentinos en el famoso Nordschleife del Nürburgring, donde tiene lugar la quinta fecha de la Copa Mundial de Autos de Turismo (WTCR). Mientras que el cordobés Néstor Girolami se aseguró el tercer lugar para largar mañana la primera de las tres carreras del evento, Esteban Guerrieri dominó una compleja sesión que finalizó con un diluvio y celebró la pole.

Los argentinos Esteban Guerrieri (a la izq.) y Néstor Bebu Girolami, 1ro y 3ro respectivamente, en la primera clasificación de la quinta fecha de la Copa Mundial de Autos de Turismo (WTCR), en Alemania. Mientras que el bonaerense es líder del torneo, Bebu está tercero.

“Son las condiciones más difíciles que afronté en mi vida”, aseguró a la televisión Bebu, que salió temprano a clasificar, igual que Guerrieri. Así, los argentinos del equipo Münnich Motorsport pudieron marcar notables tiempos antes de que el clima empeorara y la pista se volviera aún más difícil.

Para la definición de la tanda que ordenaba la grilla de la primera competencia y en función de lo impredecible del tiempo en un extenso trazado de 25 kilómetros, algunos equipos optaron por poner gomas slicks (lisas, buscado mejor rendimiento). Al final, una intensa lluvia complicó a todos e, incluso, hubo trompos, despistes y hasta un duro golpe contra el guardrail, como le sucedió al belga Frédéric Vervisch, del Team Audi Sport.

Despistes bajo la lluvia. Benjamin Leuchter y Kevin Ceccon, algunos de los más perjudicados en el aguacero.

La segunda clasificación irá a las 14.30 (Argentina), con TV en diferido por Fox Sports 3 desde las 16.30. La primera carrera será este viernes a las 12.30; la segunda, a las 6 de la mañana del sábado; y la última, a las 7 del mismo día.

Guerrieri y el Honda Civic Type R TCR. Esteban marcó 10m30s955, aventajando por 6s032s a Norbert Michelisz (Hyundai), quien fue apenas 0s156s más veloz que Girolami.





Comentarios