El pueblo de más de 2.000 habitantes se aisló del sistema interconectado y generó su propia energía. 


Mientras en casi todo Argentina sus habitantes sufrían el apagón que se generó el domingo y que afectó a gran parte del país, excepto Tierra del Fuego, un pueblo cordobés pudo celebrar el Día del Padre con normalidad.

Se trata de Ticino, un pueblo de poco más de 2.000 habitantes que gracias a su energía renovable generada a través de la cáscara del maní logró sobrellevar el domingo con total normalidad

Así es, la planta de Ticino genera su propia energía a través de un sistema de Biomasa. Según explicaron especialistas, se acopian los restos del maní, se quema esa biomasa, el vapor que se genera se conduce a una turbina que produce energía mecánica que es transformada en energía eléctrica.

De esta forma generan electricidad para unas 8.000 viviendas, un número que supera ampliamente la cantidad de hogares que hay actualmente en el pueblo. Es por eso que lo que sobra de esta producción es comercializado y puesto a disposición del Sistema Argentino de Interconexión. 

“Nosotros tenemos un circuito con la generadora de energía que permitió que al rato que se cortara la luz tuviéramos energía”, declaró Liliana Gladys Ruetsch, intendenta de Ticino, a Cadena 3.

“Es generada a base de cáscara de maní, siempre y cuando tengamos materia prima, somos autosustentables”, explicó.

“Desde agosto del año pasado pusimos en funcionamiento la planta y estamos conectados al Sistema Interconectado y le proveemos. Ante un evento como este, nos aislamos y le proveemos al pueblo”, concluyó.





Comentarios