El Matador le había iniciado acciones judiciales a la AFA por ese encuentro arbitrado por Castrilli. Habló con Pastoriza, con Kenig y los hinchas de la T.


La muerte del periodista deportivo Sergio Gendler, a los 52 años de edad, ha impactado este jueves en todos los ámbitos de la Argentina, pero principalmente en los medios de comunicación.

De extensa trayectoria en los medios de comunicación, más de una vez pasó por nuestra provincia para realizar coberturas e informes especiales cuando la ocasión lo requería.

Una de esas circunstancias ocurrió en el año 1993, en una época histórica para el fútbol argentino y en particular para Talleres.

Fue cuando el Matador jugó contra River y se armó un escándalo de proporciones en el estadio Córdoba (hoy llamado Kempes) cuando un particular ingresó a reclamarle al polémico árbitro Javier Castrilli por un penal cobrado a favor del Millonario.

Hubo cinco expulsados, un escándalo con el Tanque Kenig y también con el DT del Matador, el Pato Pastoriza.

La T se jugaba la permanencia en Primera y por primera vez un club le iniciaba acciones legales a la AFA para que se habilitara a jugar a los que habían sido sancionados. El fútbol se paralizó en todo el país.

Todo eso fue motivo suficiente para que Sergio llegara a nuestra ciudad con poco más de 25 años de edad para hacer este informe, hablando de Talleres y realizando entrevistas a hinchas, el propio Tanque y el Pato Pastoriza.






Comentarios