Así lo indica un relevamiento realizado por la El Colegio Profesional de Corredores Públicos Inmobiliarios de Córdoba. 


Un informe presentado por el Colegio Profesional de Corredores Públicos Inmobiliarios de Córdoba (CPI) indicó que desde el año 2016, cuando finalizó el cepo cambiario más de 100 inmobiliarias cesaron su actividad, las cuales representan aproximadamente un 10% de las 960 de la provincia.

Según la presidenta del CPCPI, Virginia Manzotti, si bien se reconoce la retracción del mercado inmobiliario, al igual que el resto de las actividades económicas en los últimos años, la cifra no es tan alarmante como en el caso de otras provincias.

En Capital Federal y el Conurbano Bonaerense, un informe de la Agrupación Defendamos Buenos Aires, reflejó que durante el primer cuatrimestre del año cerraron 900 inmobiliarias, lo que representa un 20% del total de esos locales del rubro.

“Córdoba tiene una particularidad, que fue la primera provincia que pesificó y comenzó a hablar de pesos”, analizó Manzotti y destacó que “los planes de ventas son muy creativos y no tienen el desfase que tiene CABA”.

Desde el Colegio consideran que es necesario adaptarse a los nuevos paradigmas y, en ese sentido, destacan la labor de la institución para acompañar a los colegiados a atravesar la situación.

Según refirió, en la sede del Colegio, los colegiados pueden acceder a coworking inmobiliarios, que ayudan a la hora de achicar gastos. Además, el Colegio también creó la página inmueble CPI, un espacio virtual donde los colegiados publicar sus ofertas de inmuebles.

Finalmente, en cuanto a la situación del mercado en la provincia, Manzotti expresó: “No hablo de que el sector esté positivo o con muchas ventas, pero sí que se ha reestructurado”.






Comentarios