Dolor en la ciudad: el fiscal que investiga la causa confirmó los resultados de la autopsia. Las llamas se habrían originado por "una travesura".


Villa María aún no sale de su asombro y dolor por lo sucedido el domingo por la noche en una vivienda de barrio Rivadavia que se incendió y como consecuencia de eso murieron dos hermanitos de corta edad.

Este lunes, el fiscal de Instrucción del Tercer Turno, René Bosio, volvió a inspeccionar  el escenario del siniestro en compañía de peritos y del jefe del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Villa María, Gustavo Nicola.

El funcionario judicial expresó que se encuentra a la espera de los informes de las distintas pericias para conocer fehacientemente cuáles fueron los motivos del incendio, aunque horas después se precisaron las causas de la muerte de los pequeños.

Al respecto, el informe de los médicos que practicaron las autopsias a los dos cadáveres de los niños reveló que ambos fallecieron “por asfixia por incendio y carbonización”.

Este martes, en el cementerio La Piedad serán inhumados los restos de los infortunados niños, ambos hermanos, quienes fueron identificados como Baltazar Uriel Salvador Acevedo, de 10 años, y Rey Angel Catriel Gallardo, de 11, señala El Diario del Centro del País.

Bosio apuntó, asimismo, que al momento de iniciarse el fuego los niños “jugaban en el interior de la habitación” y, si bien el menor de los hermanos, un niño de 8 años, alcanzó a salir para llamar a su abuela, Teresa Menichelli, la mujer de 69 años nada pudo hacer para rescatarlos y también sufrió quemaduras.

El fiscal, sin asegurarlo, dijo que los hechos “podrían, en principio, haber sido resultado de una travesura de los chicos”.






Comentarios