Subió a la Superliga por primera vez con Central Córdoba. Su loco festejo en el vestuario, a puro cuarteto.


Alegrón para Gustavo Coleoni, quien logró un objetivo largamente buscado: ascender a Primera División como entrenador.

Con Central Córdoba de Santiago subieron por primera vez a la Superliga, tras vencer por penales a Sarmiento de Junin. Y el Sapito lo festjó con baile en el vestuario.

Además, se tomó desquite de la final por el ascenso que había perdido con Iván Delfino, cuando dirigían Santamarina de Tandil y Patronato de Paraná, respectivamente.






Comentarios