El secretario de Seguridad, Alfonso Mosquera, dijo que "los agentes cumplieron con su deber" en el tiroteo que terminó con la vida del "gordo" Otto.


El secretario de Seguridad provincial, Alfonso Mosquera, defendió el accionar de las fuerzas policiales en el trágico tiroteo de la Galería Norte registrado el viernes pasado en Córdoba y terminó con la vida de David Cortez, conocido como “El Gordo Otto”. 

Cabe recordar que hay dos agentes detenidos por el hecho y un reclamo judicial por parte de la viuda del fallecido comerciante quien este lunes dijo que “lo mataron como un perro”.

“El procedimiento que efectuó la Policía de Córdoba -siempre y cuando no existan elementos que lo pongan en crisis- fue el correcto”, dijo a Cadena 3 Mosquera.

Según dijo, los sujetos que participaron del hecho no son comerciantes sino “un grupo que impunemente y valiéndose de armas ajustician a personas en la vía pública”.

Afirmó que tenían antecedentes penales y “conducta mafiosa”.

Mosquera, además, describió algunos de los sucesos que se dieron esa noche. “Uno de ellos le voló la mano a otro y realizó dos o tres disparos más. Luego, dos de estas personas ingresaron a una playa de estacionamiento y –poniendo en riesgo a los efectivos policiales que habían ido minutos antes y desoyendo la voz de alto– salieron a toda velocidad del lugar”.

No obstante, el funcionario hizo hincapié en que la investigación “deberá seguir su curso”.






Comentarios