Los comercios pymes de la provincia de Córdoba finalizaron el mes de mayo con una caída del 13,7% frente a igual mes del año anterior.


Las ventas minoristas de los comercios pymes de la provincia de Córdoba finalizaron el mes de mayo con una caída del 13,7% frente a igual mes del año anterior, de acuerdo con los datos relevados por la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom) y sus Cámaras y Centros Comerciales adheridos.

De este modo, la contracción de mayo superó a la anterior y se convirtió así en la baja más pronunciada en lo que va del año. Además, vale recordar que para la comparación interanual, en mayo de 2018, respecto a mayo de 2017, las ventas habían caído 1,7%.

Con este dato, se acumula el 15° mes de caída interanual consecutiva con un promedio de baja de 7,4% en lo que va de 2019; se recordará que en abril la caída fue del 13,4%; en marzo 10,4%; en febrero 11,1%; en enero 11,5%; en diciembre de 2018 de 7,4%; en noviembre 12,1%; en octubre 8,6%; en septiembre 8,3%; en agosto del 5,2%; en julio 2,8%; en junio 2,9%; en mayo 1,7%; en abril 1,1% interanual; y en marzo del 0,4%.

“La actividad del sector comercial sigue depreciada, sin embargo, tenemos expectativas de que comience a moverse un poco más a partir de junio debido al cierre de la gran mayoría de las paritarias y al mayor movimiento que está generando en el interior de la provincia la cosecha”, dijo Marcelo Stehli, presidente de Fedecom.

Y agregó: “Además, entendemos que la medida que tomó recientemente el Gobierno nacional, de bajar las tasas de financiación del programa Ahora 12 y los asociados al 20% es un incentivo para que las familias puedan comenzar a comprar aquellas cosas que hasta ahora venían relegando”. 

La contracción del mes de mayo se sintió con especial intensidad en las localidades de Alta Gracia y Las Varillas; y con menor cuantía en Córdoba capital, Villa María y San Francisco.

Los 12 rubros relevados por la entidad alcanzaron valores negativos en la comparación interanual respecto a las cantidades vendidas. Las caídas más pronunciadas se observaron en: Joyería, relojería y bijouterie (-19,6%); Electrodomésticos y artículos electrónicos (-17,9%); Bazar y regalos (-17,1%); Muebles y decoración (-16,8%); Indumentaria (-16,7%); Ferretería, materiales eléctricos y para la construcción (-16,5%); Juguetería y librerías (-15,5%); Calzados y marroquinería (-14,9%); Artículos deportivos y de recreación (-13,8%).

Las variaciones en cantidades vendidas para los restantes rubros fueron: Neumáticos y repuestos -9,8%; Farmacia, perfumería y cosmética -9,7%; y finalmente, Alimentos y bebidas -7,5%.

Forma de pago y expectativas

Respecto a las modalidades de pago, el 36% de las operaciones se realizaron en efectivo, el 54% con medios electrónicos y un 10% con créditos propios de los establecimientos comerciales.

Las medidas recientemente anunciadas por el Gobierno nacional para reactivar el consumo a partir de la financiación con tarjetas de crédito a tasas de interés de 20%, abre una expectativa favorable para el comercio minorista respecto a las ventas esperadas para junio. Ello se observa en los porcentajes de respuestas: el 19% de los consultados considera que aumentarán, un 29% que se mantendrán sin cambios y el 52% restante, que disminuirán, cuando en el mes de abril, un 10% consideraba que aumentarían y un 62% que disminuirían.






Comentarios