El cordobés cayó ante el español, 11 veces campeón del torneo, y quedó eliminado en cuarta ronda por 6-2, 6-3 y 6-3.


Y un día se terminó el sueño de Juan Ignacio Londero en el Grand Slam de Roland Garros. El encargado de despertarlo de ese maravilloso momento fue el español Rafael Nadal que venció al cordobés por 6-2, 6-3, 6-3.

El “Topo” había accedido por primera vez en su carrera a la cuarta ronda del torneo que se lleva a cabo en París y allí lo esperaba el oriundo de Manacor, quien fue campeón en 11 ocasiones.

El cordobés lo intentó en todo momento, se lo notó concentrado y buscando complicar a Nadal, pero no alcanzó ni para por lo menos “robarle” un set al español que en ningún momento vio comprometida su victoria. 

Por lo menos el joven tenista, número 78 de mundo y oriundo de Jesús María, logró quebrarle el saque en dos ocasiones a Nadal, pero ante esas pequeñas adversidades el español, que ostenta 54 torneos en polvo de ladrillo, sacaba lo mejor de si para recuperarse.

En las rondas anteriores, el tenista de 25 años, uno de los estandartes de la NextGen (próxima generación) sudamericana, había sorprendido dejando fuera al georgiano Nikoloz Basilashvili (16º) y a los franceses Richard Gasquet (39º) y Corentin Moutet (110º).

Este año 2019 es el de la eclosión de Londero, que se proclamó campeón del torneo ATP 250 de Córdoba, en febrero. Aunque después de esto no logró destacarse en la temporada sobre polvo de ladrillo, cayendo en octavos en Marrakech, Múnich y Ginebra y perdiendo en su primer partido en Montecarlo y Barcelona. En Madrid, a principios de este mes, no había superado las rondas previas de clasificación para entrar en el cuadro principal.




Comentarios