El proyecto fue presentado por la legisladora Liliana Montero. Agrega además otros datos que no los empleadores no deberían pedir, por ejemplo, sexo, aspecto físico, etc.


La legisladora Liliana Montero presentó un proyecto de ley en la Unicameral que apunta a generar mayor equidad en los procesos de búsqueda laboral a través de la suspensión en los curriculums vitaes de adjuntarse foto y datos que pueden significar una discriminación para las personas postulantes.

La iniciativa establece la prohibición de la solicitud de información que no sea necesaria e imprescindible para desempeñarse en el trabajo que se ofrece y que pueda ser motivo de discriminación.

Además prohíbe que entre los requisitos solicitados se exija foto del o la postulante.

Estipula no exigir en el CV: edad mínima o máxima; sexo o identidad de género determinados; condiciones de aspecto físico; estado civil; lugar de residencia; ausencia o existencia de hijos o personas a cargo; información referida a la vida sexual del postulante; cuestiones de origen étnico, opiniones políticas o sindicales, convicciones religiosas, filosóficas o morales.

CV

Se exceptúa al empleador que pueda justificar la solicitud de los requisitos mencionados en caso de acciones destinadas a revertir una situación de desequilibrio preexistente en la planta de personal.

“Se torna indispensable reforzar los lineamientos básicos ya incluidos en nuestro ordenamiento jurídico nacional a través de herramientas provinciales que busquen evitar en el ámbito laboral la inclusión de requisitos discriminatorios” plantea la legisladora.

Una de las formas casi automáticas de exclusión, que actúa de manera consciente o inconsciente, es la imagen.

En los currículum vitae, y en otros instrumentos de reclutamiento, se suele acompañar la información personal y profesional con una foto.

“Es hora de que nos cuestionemos esta costumbre, ya que actúa como un filtro que se basa en la apariencia física por sobre las condiciones personales, profesionales y técnicas”.






Comentarios