El excandidato a intendente aseguró estar "molesto" y "dolorido" pero "no por la derrota, sino por el aparato que enfrentamos".


El excandidato a intendente de la ciudad de Córdoba, Luis Juez, analizó los resultados de las elecciones municipales y a gobernador del domingo en la provincia y evaluó que “es muy difícil competir contra el aparato” del oficialismo local y que “la victoria de (Juan) Schiaretti es una claudicación de las instituciones”.

Apuntó estar “molesto” y “dolorido” pero “no por la derrota, sino por el aparato que enfrentamos”.

“Yo felicito a los que ganaron. Pero no por haber perdido voy a reconocer que sus métodos son legítimos. Acá se ganó con un aparato que te humilla”, afirmó Juez a radio La Red.

Según el ex embajador en Ecuador, el peso de los impuestos en obras viales, la falta de debates y los pocos espacios para hacer campaña en la provincia, entre otros factores, hicieron muy difícil competir contra el oficialismo provincial, que logró retener la gobernación y ganar en la ciudad de Córdoba, por primera vez desde el regreso de la democracia en 1983.

“Han convertido a Córdoba en una pequeña monarquía sostenida sobre los recursos y las necesidades de la gente”, denunció Juez. Y agregó: “La victoria de (Juan) Schiaretti es una claudicación de las instituciones”.

Por otra parte, defendió el trabajo de la diputada y líder de la Coalición Cívica, Elisa “Lilita” Carrió, de quien dijo que “vino a acompañar a un amigo”. “Yo me he peleado con Carrió. Pero ella vino a acompañar a un amigo como Mario Negri, sin importar lo que decían las encuestas“, afirmó.

Por último, dijo creer que “el gobierno nacional subestimó el tema de Córdoba” y calificó al gobernador reelecto como “un encantador de serpientes”.

“(Schiaretti) ha logrado, a pesar de hablar y mostrarse poco, tener adhesiones en todos los partidos y también partir a la oposición, más allá de todos nuestros errores. Se la hicimos muy fácil”, concluyó.






Comentarios