Otro episodio violento a la salida de un local bailable. Vecinos aseguran que no se puede vivir, y arremeten contra la Municipalidad por la falta de control. 


Vecinos del ex Abasto de la ciudad de Córdoba denuncian que no se puede vivir por el descontrol que causan los asistentes a los after de la zona, que funcionan en algunos casos de lunes a lunes.

Al igual que en otras oportunidades, se viralizó un video donde se observa a jóvenes corriendo, peleando, tirándose botellas, empujones y violencia que no cesa ni siquiera cuando aparece un patrullero.

Un grupo de vecinos contó en Mitre Córdoba que se radicó una denuncia penal, y arrojaron sus sospechas sobre el control municipal, dado que los sitios siguen abiertos.

(Twitter gentileza Leonardo Guevara de Mitre Córdoba)






Comentarios