"Los cordobeses no conocen al próximo intendente", insistió. Y también hizo conocer su deseo para la próxima gestión de Schiaretti.


A lo Luis Juez, el ex intendente hizo su análisis de las elecciones en las que se consagró Martín Llaryora para conducir el Palacio 6 de Julio desde el próximo 10 de diciembre.

“Yo perdí la elección, pero a mí no me van a poner de rodillas”, declaró en forma desafiante una vez reconocida la victoria de Hacemos por Córdoba.

Escrutado el 72 por ciento de las mesas de capital, Llaryora se imponía con el 37,28% de los votos sobre el 19,8% de Juez y el 17,67 de Rodrigo De Loredo.

“No llegamos porque hubo una montaña de recursos para blindar a un candidato que no era de la ciudad. Los cordobeses no conocen al próximo intendente”, se explayó. Ahora se plantea el interrogante si asumirá en la banca en el Concejo Deliberante.

Y también se refirió al abultado triunfo de Juan Schiaretti para otro periodo al frente del Panal: “Ojalá que pueda gobernar con toda la salud del mundo”. 






Comentarios