Había apoyado la campaña del candidato de Córdoba Cambia. "Perdón por las metidas de pata", asumió.


El explícito apoyo de Elisa Carrió a la campaña de Mario Negri chocó con los números de una derrota aplastante en Córdoba.

De todos modos, llegó a Córdoba en la noche de este domingo para acompañar a Negri, el candidato de Córdoba Cambia que poco tiempo antes había reconocido la victoria del actual gobernador, Juan Schiaretti, con más del 55% por ciento de los votos, según los datos publicados a las 22.30.

“En el seno de Cambiemos ganó la decencia. Muchas gracias al pueblo cordobés, perdón por las metidas de pata”, resumió Carrió en el seno del comando de Córdoba Cambia.






Comentarios