Schiaretti, Negri y Mestre hicieron las últimas recorrida y actos partidarios previo a los sufragios del domingo. 


Los tres principales candidatos a gobernador de Córdoba, el peronista Juan Schiaretti y los radicales Mario Negri y Ramón Mestre, cerraron este jueves sus respectivas campañas electorales con vistas a las elecciones locales del próximo domingo en Córdoba.

El gobernador Juan Schiaretti, quien va por la reelección con el frente Hacemos por Córdoba, que tiene como eje al Partido Justicialista (PJ), decidió cerrar la campaña en el interior provincial, en la localidad de Rayo Cortado del departamento Río Seco.

Flanqueado por su compañero de fórmula, Manuel Calvo, el gobernador consideró que los cordobeses están muy atentos a las propuestas y especialmente a la factibilidad de llevarlas adelante: “Por eso contestamos agravios. Propusimos lo que efectivamente se puede hacer. No hay lugar para las fantasías ni para promesas falsas e incumplibles”, resaltó.

En tanto el presidente del interbloque de diputados nacionales de Cambiemos, Mario Negri, quien va por la gobernación acompañado por el diputado nacional (PRO-Cambiemos), Héctor Baldassi, con el frente Córdoba Cambia, realizó parcialmente el itinerario de cierre en barrios de la capital, al suspender la campaña en solidaridad con los familiares del diputado nacional de la UCR, Héctor Olivares, quien resultó herido hoy durante el ataque en el que murió su asesor Miguel Yadón.

Negri, en un acto que realizó en la plaza del barrio Parque América, pidió a los cordobeses la “oportunidad para gobernar solo cuatro años para transformar la provincia”.

“Nosotros no robamos, no mentimos y podemos hacer lo que prometemos. Los cordobeses pueden hacer el cambio. Tiene el poder para hacerlo con el voto el domingo“, pidió Negri quien estuvo acompañado por los candidatos a intendente y vice de la ciudad de Córdoba por la misma lista: Luis Juez (Frente Cívico) y Alicia Migliori (UCR).

Por su parte, el intendente capitalino, el radical Ramón Mestre, que aspira a ser gobernador con la lista de la Unión Cívica Radical (UCR), inició a media mañana una caminata por la zona céntrica y los alrededores de la ciudad de Córdoba, y también decidió no completar el recorrido estipulado una vez que se enteró del atentado que sufrió el diputado Olivares.

Mestre, que tiene como compañero de fórmula al intendente de la ciudad de Bell Ville, Carlos Briner,se manifestó con “muchas expectativas y convencido” de ganar las elecciones del próximo domingo en la provincia, en donde tiene otros once competidores por el mismo cargo.

“Nosotros tenemos las mejores expectativas para el domingo. Estamos convencidos de que podemos ganar las elecciones”, manifestó Mestre, aunque reconoció que durante esta campaña observó cierta “apatía” en un sector de la sociedad cordobesa por la “situación difícil que se vive en el país y también en la provincia”.

Lamentó que el gobernador Schiaretti no se haya prestado al debate, cuando “la lógica que plantea la democracia es justamente el debate. Me hubiera gustado un debate profundo y sincero en donde se planteen los incumplimientos de promesas de gestión durante años”, dijo.

Mestre decidió ir como candidato a gobernador por el radicalismo luego de la falta de acuerdo por el mecanismo a adoptar para el armado de las listas dentro de Cambiemos, lo que llevó a dividir la coalición en dos propuestas: Mestre, con la UCR, y el diputado nacional (UCR-Cambiemos) Mario Negri, con su frente Córdoba Cambia.

El próximo domingo se elegirán autoridades de la provincia (gobernador y vice, legisladores locales y tribunos de cuentas), en tanto simultáneamente habrá elecciones en 243 municipios y comunas, incluida la capital de Córdoba.






Comentarios