El hombre tiene 50 años, portaba una pistola calibre 22 y fue internado en el Hospital Príncipe de Asturias.


Un sujeto de 50 años terminó detenido este sábado luego de supuestamente haber robado una fábrica además de tirotearse con la Policía. Como consecuencia terminó internado con heridas de bala. 

La aprehensión ocurrió en un terreno descampado de barrio Ampliación Ferreyra, donde también la Policía secuestró una pistola calibre 22, como así también de dos cajas con herramientas varias y un rastrillo, elementos que habrían sido sustraídos de una fábrica del sector.

En un primer momento personal policial había acudido a calle El Carmelo al 5000 por la activación de una alarma. Al llegar ven que el detenido se daba a la fuga, efectuando disparos con un arma de fuego a los efectivos policiales, acción que fue repelida por los mismos.

A posterior, el sujeto fue trasladado al Hospital Príncipe de Asturias con herida de arma de fuego y de postas de goma, en miembros inferiores y torso.

El personal que participó del procedimiento, resultó ileso.






Comentarios