Desde Colón, la periodista Ana Clara Simón nos acerca un valioso análisis acerca de los contenidos deportivos que encontramos en la televisión de hoy.


No vamos a hablar de estadísticas, de números, ni te vamos a mostrar tablas comparativas, pero si vamos a reafirmar que el mundo futbolero mueve muchas cosas que otras disciplinas no. La televisión es quizás uno de los casos más fuertes donde el fútbol se roba toda la atención; pero también me surge la duda: ¿nadie se aburre de ver todo el día gente hablando solo de fútbol?, ¿dónde está el consumidor de básquet, voley, tenis o lo que sea?

Llevo años viendo cómo el periodismo, los medios y la sociedad misma se conforma con que un canal pase sus 24 horas hablando de fútbol, o peor, de Boca, River y dejando algún que otro minuto al resto de los equipos. La repetición de los contenidos, los mismos análisis con miles de palabras diferentes y las mismas discusiones, en torno a un mismo deporte. “Es lo que vende, lo que te da rating.”, “A la gente le gusta.”, “Si sacamos a la gente del fútbol, dejan de mirar.”; así como estas tres ideas podría seguir mencionando miles, sin embargo creo que el que se conforma con esto y no apuesta a otra cosa, es principalmente la empresa emisora, porque el consumidor sufre diariamente transformaciones en los medios.

La gente incluso siempre va variando sus contenidos, porque cuando no se encuentra el mismo interés recurre a buscar otra alternativa en la misma productora o en otra.

Hoy y siempre, como todos sabemos el usuario es quien oficia de receptor a todos los contenidos que el medio televisivo le ofrece; pero también es quien, en silencio y mediante las estadísticas del rating, marca la agenda de los medios. Los canales deportivos en su mayoría están atravesados por lo mismo de siempre, el fútbol. Las transmisiones deportivas pagas y abiertas al público, a las cuales se puede acceder fácilmente son justamente las futbolísticas, el básquet y el vóley cada tanto y dependiendo de la importancia, DeporTv les cede un lugar en su grilla. El tenis suele ser emitido por ESPN, y el nacionalismo nos surge sólo cuando algún argentino está en zona de semifinales, por ejemplo. Esta última situación se repite también en otras disciplinas pero la realidad es que para quien admira los deportes no tiene gran variedad de productos que no estén ligados al fútbol.

Por último otra de las cualidades que entorpecen al mundo de la comunicación es la falta de profesionales contratados en el ambiente, ya que las emisoras prefieren contratar a ex deportistas, entrenadores, influencers, etc. y acá es donde se produce el desfasaje de información. Otra de las cosas que afecta a la profesión en este sentido, es que al tener cualquiera la libertad de hablar, los periodistas suelen ser marginados porque muchas veces romperían con estas rutinas y debates diarios. La puja de poder en el medio es inevitable, el fútbol económicamente mueve muchas cosas, pero aun así sostengo mi inquietud, ¿dónde están los fanáticos del básquet, voley, tenis, golf o cualquier otro deporte?, ¿no quisieran ver en la tele un espacio cedido para ellos?




Comentarios